Desde enero de 2015, en las aulas de 1º de Educación Infantil de los colegios de Attendis se hace uso de una atractiva herramienta de enseñanza-aprendizaje: el “iPad”. Con este proyecto se integran curricularmente las TIC en la etapa de Educación Infantil, trabajando los distintos centros de interés mediante rincones iPads. El trabajo por rincones distribuye la clase en espacios, contribuyendo al desarrollo intelectual del niño y facilitando su acceso al conocimiento.

Para ello, se ha creado en las aulas un rincón iPad, compuesto por tres dispositivos. Los alumnos van pasando por esta área de trabajo, generando una dinámica de aprendizaje que les permite descubrir conceptos matemáticos, aspectos lingüísticos, y creación de diferentes escenarios, trabajando con métodos multisensoriales.  Y todo ello gracias a la selección de apps, elaborada por el Departamento Pedagógico, y encaminadas a desarrollar el razonamiento lógico-matemático, el lenguaje, la creatividad, etc.

La iniciativa se ha implantado en las aulas de 1º de Educación Infantil de los colegios femeninos del grupo educativo, con idea de extender gradualmente este proyecto al resto de cursos de la etapa.

¿Por qué el iPad en Infantil?

La implementación del proyecto en 1º de Educación Infantil permitirá crear nuevos escenarios de enseñanza-aprendizaje donde los alumnos puedan desarrollar sus habilidades creativas y manipulativas, favoreciendo de esta manera la motivación, la autoestima y la adquisición de las habilidades necesarias en el desarrollo de la etapa de Educación Infantil.

Aumenta la concentración y creatividad

Con esta herramienta de trabajo los alumnos aprenden jugando, a la vez que acceden alconocimiento de forma rápida, aumentando la concentración, la creatividad, la motivación y el interés por aprender

Estimula la inteligencia y la voluntad

La implantación del uso de iPads en las clases estimula la inteligencia y la voluntad de los alumnos, aprovechando la plasticidad del cerebro en estas edades.

Impulsa el trabajo cooperativo

El iPad posibilita el trabajo individualizado adaptándose al ritmo de aprendizaje del alumno, a la vez que permite la creación de grupos homogéneos de trabajo usando un dispositivo grupal (siempre en grupos reducidos, para que el aprendizaje sea significativo), impulsando las habilidades sociales y el trabajo cooperativo.