Normalmente, no somos muy favorables a las lecturas obligatorias, pero es no impide que, teniendo que afrontar la lectura de un mismo libro para toda la clase, no podamos darle un enfoque al proyecto que pueda generar interés y motivación y lleve a los estudiantes a profundizar en la obra.

Para empezar, hemos repartido el libro entre los equipos del aula, de modo que a cada grupo le tocan dos capítulos del libro para trabajar.

Un libro en un minuto

La idea es que cada equipo nos cuente brevemente lo que pasa en sus capítulos y nos lo comunique a los demás mediante un correo electrónico o través de otro medio de comunicación.

Si contamos con la posibilidad de usar Whatsapp o Twitter, pero tenemos un grupo de correo electrónico de la clase, de modo que los equipos redactarán un mensaje para el grupo contándonos brevemente  (no más de 10 ó 15 líneas de texto) lo que pasa en sus capítulos. De este modo, toda la clase tendrá una visión general de la historia.

Al final, imprimiremos el resultado para la exposición.

Por cierto, la idea la tomamos de “Book-A-Minute“.

¿Y si tuviésemos twitter o similar? Se nos ocurre que alguno, o varios, de los protagonistas del libro podría ir relatando su aventura a través de este medio.

Una vuelta de tuerca sería grabar en un vídeo cada uno de los resúmenes de los capítulos, acompañados de alguna imagen significativa creada por los propios estudiantes. O bien, algo como lo que viene a continuación.

Volver a contar la historia

No nos vamos a quedar en un resumen, así que vamos a contar de nuevo la historia del libro pero con otros lenguajes. En nuestro caso, los equipos prepararán una versión en cómic o en vídeo. No hay muchas pautas, salvo asegurarse de contar los hechos principales de la obra con claridad. Daremos libertad creativa.

Cada equipo decidirá el lenguaje (cómic, fotonovela, sketch de vídeo…), así como las cuestiones estéticas y técnicas necesarias. En los iPad cuentan con iMovie para la edición de vídeo y Halftone para preparar un cómic, además de otras aplicaciones.

En conjunto, obtendremos una versión multimedia de nuestro libro.

Sumergirse en el mundo del libro

Hay muchas cosas alrededor y dentro de un libro, algunas de ellas ni siquiera se cuentan. Así que vamos a trabajar sobre alguna de ellas, encargándose cada equipo de una tarea diferente ¿por qué tendríamos que hacer todos lo mismo?

  • Una portada para nuestra versión del libro.
  • Un póster para promocionarlo.
  • Un mapa de los escenarios.
  • Una banda sonora (buscarán música en Youtube, Spotify, etc)
  • Biografías de los personajes de la historia.
  • Los animales y plantas que puedan aparecer.

Y algunas otras ideas en las que todavía no hemos profundizado, pero aquí las dejamos:

  • ¿Y si la historia del libro hubiese sucedido en otra época?
  • ¿Y si hubiese un “reality show” sobre el argumento del libro?
  • ¿Y si la historia narrada sucediese en nuestro entorno cercano?