María Corredentora

El Centro María Corredentora, cuya Entidad Titular es la Congregación de Hnas. De Ntra. Sra. de la Compasión, fue fundado en enero de 1953, en Madrid, en la Cuesta del Zarzal (hoy calle Condes del Val) con 4 alumnos y un equipo de 5 Religiosas. Posteriormente, se traslado a un Colegio con mayor capacidad, en la avenida de Alfonso XIII, y en 1968, se construyó el edificio actual en la calle Luis de la Mata, que cuenta con una población escolar de 295 alumnos y un equipo de 95 profesionales.

Centro María Corredentora

Los alumnos del centro han mejorado su proceso de aprendizaje gracias a la integración del iPad.

Desde su fundación en 1953, la vocación de nuestro centro ha sido la de enseñar y conseguir que el alumnado desarrollara al máximo sus capacidades. En la actualidad, contamos con 298 estudiantes de entre 4 y 20 años que cursan las siguientes etapas: Infantil, básica obligatoria, programas de formación para la vida adulta y programas profesionales; más del 95% tiene el Síndrome de Down, aunque también contamos con alumnos con otras alteraciones cromosómicas. De ahí que el equipo de profesionales que trabaja en el centro está formado por tutores, logopedas, fisioterapeutas, orientadores, auxiliares técnicos educativos y profesores especialistas en Educación Física o Música, entre otras materias.

Nuestro primer contacto con las TIC fue en el año 2000, cuando comenzamos a trabajar con dos aulas tradicionales de informática para luego incorporar la PDI (hoy día, contamos con 25 y esperamos que para el próximo curso todas las aulas dispongan de una). En concreto, los alumnos de Infantil disponen de una SMART Table, mientras que los mayores tienen smartphones para que en sus desplazamientos por Madrid disfruten de mayor autonomía. También contamos con ordenadores Mac, tanto de sobremesa como portátiles, y una amplia dotación de iPads que emplean tanto los profesionales del centro como el alumnado.

Para la adquisición de todos estos dispositivos hemos buscado subvenciones, en especial de la Fundación Garrigou, que ha colaborado tanto en su compra como en la reforma necesaria en la red eléctrica o la ampliación de la red Wi-Fi.

HERRAMIENTA FUNDAMENTAL

Hace ya dos años que empezamos a trabajar con el iPad (el primero fue el departamento de Logopedia) y rápidamente apreciamos que la atención y la motivación de los chavales mejoraba, porque es un dispositivo muy versátil y que facilita la personalización de materiales. Y elegimos este modelo porque comprobamos que otras tabletas no ofrecían respuesta tan rápida, ni incorporaban de serie herramientas de accesibilidad, carecían de la posibilidad de elaborar libros Multi-Touch…

TRABAJO EN EQUIPO

Para sacar el máximo partido al iPad, el Centro María Corredentora ha formado equipo de trabajo con Rossellimac, especialista en soluciones de educación de Apple, que se ha encargado de dar formación al personal del centro, así como facilitarle la asistencia a cursos de Apple y visitas a otros colegios. A las familias también les han dado cursos sobre cómo manejar esta tableta y aprovechar sus soluciones en casa.

CREANDO VALOR SOCIAL

Según explica Mariano Salas, de Rossellimac Educación y consultor del proyecto de María Corredentora, “esta iniciativa ha supuesto un cambio de paradigma completo, no sólo en la transformación de la educación, si no en el apoyo que se consigue a familias y estudiantes, un cambio que permite estar más cerca de los estudiantes con necesidades especiales y que hace que nuestro trabajo cobre un valor social que va más allá de la implantación de la tecnología”.

En cuanto a las aplicaciones utilizadas, el departamento de Logopedia trabaja con Picaa, una app de apoyo para nuestros estudiantes.

Pero no es la única, porque también recurrimos a otras gratuitas (en función de su edad y necesidades) para trabajar aspectos emocionales y conductuales. Todos estos materiales permiten elaborar situaciones que les son desconocidas y que les provocan ansiedad. De hecho, existen aplicaciones que reproducen estas situaciones (ir al médico o trasladarse de domicilio, por ejemplo) y anticiparlas ayuda a que poco a poco superen miedos.

Por su parte, el departamento Psicopedagógico crea materiales para que los alumnos los resuelvan en el iPad ya sea de manera individual, en clase o con sus familias. Los tutores han elaborado, asimismo, libros interactivos para los distintos ciclos y asignaturas: los hay de lectura-escritura, Matemáticas, Historia, Geografía, Inglés, medios de transporte o formación humano-religiosa.

El uso del iPad ha influido de manera positiva en el alumnado al conseguir que sus niveles de atención, interés y aprendizaje sean mejores, tanto en el ámbito individual como en grupo. Además, que los contenidos se presenten de manera atractiva también les resulta motivador. Otros beneficios que hemos percibido es que potencia su autonomía y mejora su motricidad fina. Y grabarlos en vídeo permite que se vean y escuchen, algo que también les motiva para corregir errores.

En lo que respecta a las clases, el iPad ha hecho que sean más dinámicas y flexibles, y que se favorezca la metodología del aprendizaje cooperativo. ¿Y las familias? Se han mostrado sorprendidas por los avances logrados y muchas de ellas han decidido adquirir un iPad porque todos los materia- les que necesitan sus hijos se encuentran en la tableta y pueden trabajar con ella en cualquier momento y lugar.